Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones
Fondo de Asilo, Migración e Integración
Asociación PROGESTIÓN
Finalista Premio Corresponsables 2016 Fundación CORRESPONSABLES

Enfoque coordinado restricción de la libre circulación

16
Jun
2021
0

 

El Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) de hoy publica la Recomendación (UE) 2021/961 del Consejo de 14 de junio de 2021 por la que se modifica la Recomendación (UE) 2020/1475, sobre un enfoque coordinado de la restricción de la libre circulación en respuesta a la pandemia de COVID-19, de la que resaltamos:

Considerando lo siguiente:

(1) El 13 de octubre de 2020, el Consejo adoptó la Recomendación (UE) 2020/1475, sobre un enfoque coordinado de la restricción de la libre circulación en respuesta a la pandemia de COVID-19 (1). La Recomendación (UE) 2020/1475 estableció un enfoque coordinado respecto de los aspectos clave siguientes: la aplicación de criterios y umbrales comunes a la hora de decidir la introducción de restricciones a la libre circulación, una cartografía del riesgo de transmisión de la COVID-19 sobre la base de un código de colores acordado y un enfoque coordinado en cuanto a las eventuales medidas que podrían ser adecuadamente aplicadas a las personas que se desplazan entre zonas, dependiendo del nivel de riesgo de transmisión en dichas zonas.

(2) Utilizando los criterios y umbrales establecidos en dicha Recomendación, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades ha venido publicando semanalmente un mapa de los Estados miembros, desglosado por regiones, con el fin de apoyar a los Estados miembros en la toma de decisiones (2).

(…)

(6) Para facilitar el ejercicio del derecho a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros, el Parlamento Europeo y el Consejo acordaron, el 20 de mayo de 2021, establecer el Certificado COVID Digital de la UE, un marco común para la expedición, verificación y aceptación de certificados interoperables de vacunación, pruebas y recuperación en el contexto de la COVID-19. El Certificado COVID Digital de la UE debería contribuir a facilitar la supresión gradual y coordinada de las restricciones a la libre circulación establecidas, de conformidad con el Derecho de la UE, para limitar la propagación del SARS-CoV-2. Facilitar la libertad de circulación es uno de los prerrequisitos clave para iniciar una recuperación económica.

(7) El 20 de mayo de 2021, el Consejo adoptó la Recomendación (UE) 2021/816 por la que se modifica la Recomendación (UE) 2020/912 sobre la restricción temporal de los viajes no esenciales a la UE y el posible levantamiento de dicha restricción (5); en ella se invita a los Estados miembros a que rebajen las restricciones a los viajes no esenciales a la UE, en particular para los nacionales de terceros países que hayan recibido la última dosis recomendada de una vacuna contra la COVID-19 a la que se haya concedido una autorización de comercialización de conformidad con el Reglamento (CE) n.o 726/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo (6). Además, los Estados miembros tienen la posibilidad de permitir viajes no esenciales a la UE de nacionales de terceros países que hayan recibido la última dosis recomendada de una vacuna contra la COVID-19 que haya completado el proceso de inclusión en la lista de uso en emergencias de la OMS (7). La Recomendación (UE) 2021/816 también aumentó los umbrales aplicables al índice acumulado de notificación de casos de COVID-19 en los últimos 14 días utilizado para determinar la lista de terceros países desde los que deben permitirse viajes no esenciales. Al mismo tiempo, para limitar el riesgo de entrada en la UE de variantes preocupantes o de interés del SARS-CoV-2, la Recomendación (UE) 2021/816 prevé un mecanismo de «freno de emergencia» que permita a los Estados miembros actuar de manera rápida y coordinada para limitar temporalmente a un mínimo estricto todos los desplazamientos desde los terceros países afectados. La Recomendación 2020/1475 debe adaptarse para tener en cuenta esta evolución, incluida la modificación del umbral para el porcentaje de notificación de casos.

(…)

HA ADOPTADO LA PRESENTE RECOMENDACIÓN:

La Recomendación (UE) 2020/1475 sobre un enfoque coordinado de la restricción de la libre circulación en respuesta a la pandemia de COVID-19 se modifica como sigue:

(…)

4) En el punto 13, las letras b), c) y d) se sustituyen por el texto siguiente:

«b) los Estados miembros pueden tener en cuenta criterios y tendencias adicionales, incluido el porcentaje de vacunación. Con tal fin, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades facilitará semanalmente datos sobre el tamaño de la población, la tasa de hospitalización, la tasa de ingresos en las UCI y la tasa de mortalidad, si se dispone de ellos;

c) los Estados miembros deben tener en cuenta la situación epidemiológica en su propio territorio, incluida la prevalencia de las variantes preocupantes o de interés del SARS-CoV-2, el porcentaje de vacunación, las políticas de realización de pruebas, el número de pruebas realizadas y los índices de resultados positivos, así como otros indicadores epidemiológicos;

d) los Estados miembros deben tener en cuenta las estrategias en materia de pruebas y prestar especial atención a la situación de las zonas que presenten unas tasas de pruebas elevadas, en particular en zonas con una tasa de 10 000 o más pruebas de infección por COVID-19 por cada 100 000 habitantes durante la semana anterior.».

5) En el punto 13, se suprime la letra e).

6) El punto 16 bis se sustituye por el texto siguiente:

«Los Estados miembros deben desaconsejar encarecidamente todos los viajes no esenciales hacia y desde zonas clasificadas como “rojo oscuro” con arreglo al punto 10.

Los Estados miembros también deben desaconsejar encarecidamente todos los viajes no esenciales hacia y desde zonas con una alta prevalencia de variantes preocupantes o de interés del SARS-CoV-2 y hacia y desde zonas con una prevalencia desconocida debido a un volumen de secuenciación insuficiente.

Al mismo tiempo, los Estados miembros deben tratar de evitar perturbaciones en los viajes esenciales y mantener los flujos de transporte en consonancia con el sistema de “corredores verdes”, así como evitar perturbaciones en las cadenas de suministro y en la circulación de los trabajadores por cuenta ajena y por cuenta propia que viajan por motivos profesionales o empresariales.».

7) El punto 17 se sustituye por el texto siguiente:

«Los Estados miembros no deben denegar, en principio, la entrada a las personas que viajen desde otros Estados miembros.

Los Estados miembros que consideren necesario introducir restricciones a la libre circulación por motivos de salud pública, sobre la base de sus propios procesos de toma de decisiones, pueden exigir que las personas que viajen desde una zona clasificada como “naranja”, “rojo” o “gris” con arreglo al punto 10 estén en posesión de un certificado de prueba expedido de conformidad con el Reglamento sobre el Certificado COVID Digital de la UE que indique un resultado negativo en una prueba:

— no más de 72 horas antes de la llegada, en caso de prueba de amplificación de ácido nucleico molecular (NAAT), o

— no más de 48 horas antes de la llegada, en caso de prueba rápida de antígenos (RAT).

Las personas que viajen desde una zona clasificada como “naranja” con arreglo al punto 10 y no estén en posesión de dicho certificado de prueba podrían ser obligadas a someterse a una prueba después de su llegada.

A las personas que viajen desde una zona clasificada como “roja” o “gris” con arreglo al punto 10 que no estén en posesión de dicho certificado de prueba se les podrá exigir que se sometan a cuarentena o autoaislamiento hasta que obtengan un resultado negativo tras la llegada, a menos que el viajero presente síntomas de COVID-19.

Los Estados miembros deben intensificar los esfuerzos de coordinación sobre la duración de la cuarentena y el autoaislamiento y las posibilidades de sustitución. Siempre que sea posible y de acuerdo con las estrategias decididas por los Estados miembros, debe fomentarse el desarrollo de pruebas.

La prueba de detección de la SARS-CoV-2 requerida con arreglo a este punto podría ser una prueba de amplificación de ácido nucleico molecular (NAAT) o una prueba rápida de antígenos enumerada en el anexo I de la lista común de pruebas rápidas de antígenos de COVID-19 acordada por el Comité de Seguridad Sanitaria  (21), determinada por el Estado miembro de destino. Los Estados miembros deben ofrecer posibilidades de prueba asequibles y ampliamente disponibles, velando al mismo tiempo por que ello no menoscabe la prestación de servicios esenciales de salud pública, en particular en términos de capacidad de los laboratorios.».

8) Se inserta el punto 17 ter siguiente:

«No obstante lo dispuesto en los puntos 17 y 17 bis, y sin perjuicio de lo dispuesto en el punto 18 bis, los titulares de certificados de vacunación expedidos de conformidad con el Reglamento sobre el Certificado COVID Digital de la UE para una vacuna contra la COVID-19 contemplada en el artículo 5, apartado 5, párrafo primero, de dicho Reglamento, según el cual hayan transcurrido al menos 14 días desde la vacunación completa, no deben estar sujetos a restricciones adicionales a la libre circulación, como pruebas adicionales a efectos de viaje, para detectar la infección por SARS-CoV-2 o un autoaislamiento o una cuarentena con el mismo objeto. A efectos de la presente Recomendación, la vacunación completa debe entenderse como el hecho de haber recibido:

a) la segunda dosis en una serie de dos dosis;

b) una vacuna de dosis única;

c) una dosis única de una vacuna de dos dosis tras haber sido infectado previamente por SARS-CoV-2.

Los Estados miembros también podrían levantar dichas restricciones adicionales después de la primera dosis de una serie de dos dosis, sin dejar de lado el efecto de las variantes preocupantes o de interés del SARS-CoV-2 en la eficacia de la vacuna después de la administración de una sola dosis, así como en lo relativo a las vacunas contempladas en el artículo 5, apartado 5, párrafo segundo, del Reglamento sobre el certificado COVID digital de la UE».

9) Se inserta el punto 17 quater siguiente:

«No obstante lo dispuesto en los puntos 17 y 17 bis, y sin perjuicio de lo dispuesto en el punto 18 bis, los titulares de certificados de recuperación expedidos de conformidad con el Reglamento sobre el Certificado COVID Digital de la UE que indiquen que han transcurrido menos de 180 días desde la fecha del primer resultado positivo de la prueba no deben estar sujetos a restricciones adicionales a la libre circulación, como pruebas adicionales a efectos de viaje para detectar la infección por SARS-CoV-2 o un autoaislamiento o una cuarentena a los mismos efectos.».

(…)

Los Estados miembros podrían activar un mecanismo de freno de emergencia. Sobre esta base, los Estados miembros deben exigir, con carácter excepcional y temporal, que los titulares de certificados de vacunación o certificados de recuperación expedidos de conformidad con el Reglamento sobre el certificado COVID Digital de la UE se sometan a una prueba de infección de SARS-CoV-2 o a una cuarentena o autoaislamiento. Siempre que sea posible, estas medidas deben limitarse a la escala regional.

(…)

14) El punto 19 bis se sustituye por el texto siguiente:

«De conformidad con el punto 17 bis, y sin perjuicio de las excepciones previstas en los puntos 17 ter y 17 quater, los viajeros que desempeñen una función esencial o que necesiten viajar desde una zona “rojo oscuro” deben cumplir los requisitos en materia de pruebas y someterse a cuarentena o autoaislamiento, siempre que esto no tenga un impacto desproporcionado en el ejercicio de su función o en su necesidad.

No obstante lo dispuesto, los trabajadores del transporte y los proveedores de servicios de transporte, según lo establecido en el punto 19, letra b), no deben estar obligados a someterse a pruebas de detección de la infección de COVID-19 o a cuarentena de conformidad con los puntos 17 y 17 bis mientras ejercen esta función esencial. Cuando un Estado miembro active el mecanismo de freno de emergencia de conformidad con el punto 18 bis y, en consecuencia, los trabajadores del transporte y los proveedores de servicios de transporte deban someterse a pruebas de detección de la infección por COVID-19, se deben usar pruebas rápidas de antígenos y no se exigirán cuarentenas, lo que debería evitar las perturbaciones en el transporte. En caso de que se produzcan perturbaciones en la cadena de transporte o suministro, los Estados miembros deben suprimir o derogar inmediatamente tales requisitos de realización de pruebas sistemáticas con el fin de preservar el funcionamiento de los “corredores verdes”.».

15) El punto 19 ter se sustituye por el texto siguiente:

«Además de las exenciones previstas en el punto 19 bis, los Estados miembros no deben exigir que las personas que vivan en regiones fronterizas y que crucen la frontera a diario o con frecuencia por motivos de trabajo, negocios, educación, familia, atención médica o cuidados se sometan a una prueba o a cuarentena o autoaislamiento, en particular las personas que ejerzan funciones esenciales o sean imprescindibles para las infraestructuras críticas. Si en estas regiones se introduce un requisito de pruebas para viajes transfronterizos, la frecuencia y el tipo de pruebas que se realicen a dichas personas deben ser proporcionadas y permitir las excepciones establecidas en los puntos 17 ter y 17 quater. Si la situación epidemiológica a ambos lados de la frontera es comparable, no debe imponerse ningún requisito de realización de pruebas relacionadas con los viajes. A las personas que aleguen que su situación entra en el ámbito de aplicación de este punto se les puede exigir la presentación de pruebas documentales o de una declaración a tal efecto.».

16) Se inserta el punto 19 quater siguiente:

«A los menores que viajen con sus padres o con otro acompañante no se les requerirá cuarentena o autoaislamiento a efectos de viaje cuando no se imponga tal requisito a la persona acompañante, por ejemplo debido a las exenciones establecidas en el punto 17 ter y 17 quater. Además, los niños menores de 12 años deben quedar exentos del requisito de someterse a pruebas de detección de la infección por SARS-CoV-2 a efectos de viaje.».

17) El punto 20 se sustituye por el texto siguiente:

«Los Estados miembros deben considerar la posibilidad de exigir a las personas que viajen a su territorio mediante modos de transporte colectivo con asiento o cabina preasignados que presenten formularios de localización de pasajeros de conformidad con los requisitos en materia de protección de datos. Con este fin, se anima a los Estados miembros a utilizar el formulario digital común de localización de pasajeros desarrollado por EU Healthy Gateways (22). Los Estados miembros también deben considerar adherirse a la plataforma de intercambio de formularios de localización de pasajeros, a fin de mejorar sus capacidades de rastreo de contactos transfronterizos para todos los modos de transporte.».

18) El punto 23 se sustituye por el texto siguiente:

«Si una persona presenta síntomas a la llegada a su destino, las pruebas, el diagnóstico, el aislamiento y el rastreo de contactos deben llevarse a cabo de conformidad con la práctica local, sin que deba denegársele la entrada. La información sobre los casos detectados a la llegada debe compartirse inmediatamente con las autoridades sanitarias de los países en los que la persona haya estado en los catorce días anteriores con fines de rastreo de contactos, utilizando, cuando proceda, la plataforma de intercambio de formularios de localización de pasajeros o, en su defecto, el Sistema de Alerta Precoz y Respuesta.».

19) El punto 25 se sustituye por el texto siguiente:

«De conformidad con el artículo 11 del Reglamento sobre el Certificado COVID Digital de la UE, los Estados miembros deben facilitar a las partes interesadas pertinentes y al público en general información clara, completa y oportuna sobre cualquier restricción a la libre circulación, cualquier requisito complementario (por ejemplo, la necesidad de someterse a una prueba antes de la salida, qué pruebas específicas de infección por SARS-CoV-2 pueden acogerse a la exención de restricciones o la necesidad de presentar formularios de localización de pasajeros), así como sobre las medidas aplicadas a los viajeros que viajen desde zonas de riesgo lo antes posible antes de la entrada en vigor de nuevas medidas. Por norma general, esta información se debe publicar 24 horas antes de la entrada en vigor de las medidas, teniendo en cuenta que las emergencias epidemiológicas exigen una cierta flexibilidad. Esta información también debe estar disponible en formato digital.

Los Estados miembros deben actualizar periódicamente [e]sta información, que también debe estar disponible en la plataforma web “Re-open EU”, que debe contener el mapa publicado periódicamente por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades de conformidad con los puntos 10 y 11.
Deberá describirse claramente el fundamento de las medidas, su ámbito geográfico y las categorías de personas a las que se aplican.».

20) Tras el punto 25 se inserta el epígrafe siguiente:

«Despliegue del Certificado COVID Digital de la UE».

21) Se inserta el punto 25 bis siguiente:

«El despliegue del Certificado COVID Digital de la UE debe comenzar lo antes posible, sobre la base de las especificaciones técnicas elaboradas por los Estados miembros en la red de sanidad electrónica (23).

Antes de la entrada en vigor del Reglamento sobre el Certificado COVID Digital de la UE, las referencias de la presente Recomendación a los certificados expedidos de conformidad con dicho Reglamento también deben abarcar los certificados expedidos en otro formato, sin perjuicio del uso de los certificados en otros formatos de conformidad con dicho Reglamento.».

Fechas tramitación extranjería en Valencia junio 2021

junio 15, 2021

Viajeros internacionales con origen o destino España en contexto COVID19

junio 17, 2021